Al anochecer
Ojalá y cuando acabe el día lluevan palabras y que éstas detengan las agujas del reloj. Como hacíamos antes, a la vera del fuego o haciendo un corro en la puerta de casa, nos contaremos historias mientras Venus se hace visible y enciende la noche.

La amistad fenece

Etiquetes de comentaris:
Foto: Wikimedia Comons
..
-No -dijo el principito-. Busco amigos. ¿Qué significa "domesticar"? -volvió a preguntar el principito.
-Es una cosa ya olvidada -dijo el zorro-, significa "crear lazos... "
-¿Crear lazos?
-Efectivamente, verás -dijo el zorro-. Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos. Y no te necesito. Tampoco tú tienes necesidad de mí. No soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo...
(El principito, de Antoine Saint Exupéry)
 
 
Cuanto nos cuesta aceptar que todo se diluye tras un velo de niebla. No nos atrevemos a escuchar los interrogantes que nos rescatan y nos hacen sentir libres para actuar, al descubrir que ya no nos conocen. La preocupación y el compromiso, hacia las necesidades compartidas, han desaparecido. No nos sentimos desde el lugar tan especial que es el alma, tan solo nos vemos. El interés ya no es común y eso duele. Nos negamos, en cierta manera, a admitir los cambios porque tendremos que afrontar la consecuencia de desaparecer entre imposibles ideales que se apagan.
5 comentaris:

Es una pena que el interés común, los ideales, se pierdan. Incluso ya las cosas simples de antaño, recuerdo cuando era pequeña que se salía a la calle con la silla y todos los vecimos nos uniamos a las charlas, los niños con un bocadillo en mano, jugabab en la acera sin miedos ni peligros... esos cambios son también los que añoro y me da pena que desaparezcan.

Pilar, me gusta este tu otro blog. Un abrazote fuerteeee


Es una pena que se pierda lo que tu dices. Es una pena que se pierda una amistad...Aunque pensa´ndolo bien, ¿las amistades se pierden?.


Pilar, no, una amistad no se pierde... puede quedar ahí un poco aparcada, por diferentes circustancias, pero si es amistad.. siempre queda; como dice el refran, donde hubo fuego siempre quedan brasas.


Pepa me ha hecho recordar los tiempos en los que en mitad de la calle -sin asfaltar- jugábamos a las canicas, a marro, a la pelota, a la taba... a tantas cosas que ahora no es posible. Y no había miedo de los coches, pasaban al día como máximo media docena y tocando el claxon nos daba tiempo a recoger todo lo que teníamos tirado por allí.
En la actualidad creo que hemos perdido mucha libertad de la que disfrutábamos.
Un abrazo


Pepa. Si es amistad siempre queda. No obstante pienso que el distanciamiento apaga las brasas y acaba con la amistad.

Jubi. Tal vez hemos perdido libertad en la calle, pero hemos ganado la posibilidad de elegir actividades a las que no teníamos acceso. Eligiendo, tambien se gana en libertad, aunque se ejerza de manera diferente.
Me hace gracia teneros aquí...A parte de amigos y conocidos, fuisteis de las primeras personas con las que tomé contacto en el blog.
Gracias!!!


Publicar un comentario

Dime, te escucho...

About Me

Mi foto
Probablement necessitaria una vareta màgica amb la qual destriar la línia, massa fina, entre la realitat i la ficció de pensaments, idees i sentiments. S'han anat desdibuixant a mesura que anava vivint.

De teulades en amunt

Calidoscopi

Calidoscopi
Libro de poemas e imágenes, del cual soy coautora.

Cuentos publicados en Lulu

Corro

Babel

Con la tecnología de Blogger.

Entradas

Lectores

Terra i Lluna