Al anochecer
Ojalá y cuando acabe el día lluevan palabras y que éstas detengan las agujas del reloj. Como hacíamos antes, a la vera del fuego o haciendo un corro en la puerta de casa, nos contaremos historias mientras Venus se hace visible y enciende la noche.

Cobijo

Etiquetes de comentaris:




Salimos, incompletos, al mundo exterior. Atrás queda el cobijo y la manta de sueños que lo cubría, manteniéndonos ocupados desde el nacimiento, tras la llamada de la manipuladora ilusión. Una luz se proyecta, sobre la sábana blanca de realidad creada por los cinco sentidos, mientras nuestros yo entran en conflicto al perderse en eruditas tesituras, inertes y sin sentido. Es entonces cuando, sin darnos cuenta, utilizamos el interior, además de los sentidos, para observar la intemperie. Al poder apartar la vista de la pantalla, percibimos cuan manipulable es la ilusión objetiva y nos alejamos hacia adentro. La hiedra trepa, selvática, cubriendo las paredes exteriores. Fuera, cae la nieve.


4 comentaris:

Cálido cobijo que nos empuja hacia el mundo donde está la verdadera realidad y no precisamente pintada de colores, amiga Pilar. Hermoso relato de una gran calidad literaria, como siempre.

Una Abraçada

Fina


La verdadera realidad, tan cercana y lejana, tan fácil y difícil de percibirla, tan cromática, tan neutra...
Gracias por la valoración positiva del texto.

Petons, maca!


Molt ben aconseguit.


Gràcies, Olga.


Publicar un comentario

Dime, te escucho...

About Me

Mi foto
Probablement necessitaria una vareta màgica amb la qual destriar la línia, massa fina, entre la realitat i la ficció de pensaments, idees i sentiments. S'han anat desdibuixant a mesura que anava vivint.

De teulades en amunt

Calidoscopi

Calidoscopi
Libro de poemas e imágenes, del cual soy coautora.

Cuentos publicados en Lulu

Corro

Babel

Con la tecnología de Blogger.

Entradas

Lectores

Terra i Lluna