Al anochecer
Ojalá y cuando acabe el día lluevan palabras y que éstas detengan las agujas del reloj. Como hacíamos antes, a la vera del fuego o haciendo un corro en la puerta de casa, nos contaremos historias mientras Venus se hace visible y enciende la noche.

De salidas dignas, tozudeces y otros

Etiquetes de comentaris:



Que sea tozudo a los ocho años, a los treinta, a los cincuenta o a los setenta, es normal, y ya sabemos que este aspecto del carácter acostumbra a acentuarse con la edad; pero que lo sea después de muerto pasa de la raya.


El sonido se extiende por la sala siguiendo el ritmo de la oratoria. El cuentacuentos mantiene muy bien el equilibrio y nos arrastra hasta el final manteniéndonos expectantes. La savia del cuento se me adentra, convirtiéndome en auditorio sensible por el que circula  la particularidad de una prosa que me resulta fácil leer y escuchar. La encuentro efímera y muy bien encadenada, en todos y cada uno de los textos escogidos. En algunos, la muerte se desmitifica en un estallido de cotidianidad y me arranca la sonrisa. 
Vuelvo a leerte, Jesús, reproduciendo el reciente sonido, grabado en la memoria, de tu voz. Siempre he admirado el tradicional oficio de cuentacuentos.
2 comentaris:

Se relaja escuchando cuentos...

Petons!


Mucho, Tatuagem. Por lo menos a mí, que em encanta que me los cuenten,,,Más que leerlos. Si puede ser "con voces" mejor.
Petons, maca!


Publicar un comentario

Dime, te escucho...

About Me

Mi foto
Probablement necessitaria una vareta màgica amb la qual destriar la línia, massa fina, entre la realitat i la ficció de pensaments, idees i sentiments. S'han anat desdibuixant a mesura que anava vivint.

De teulades en amunt

Calidoscopi

Calidoscopi
Libro de poemas e imágenes, del cual soy coautora.

Cuentos publicados en Lulu

Corro

Babel

Con la tecnología de Blogger.

Entradas

Lectores

Terra i Lluna