Al anochecer
Ojalá y cuando acabe el día lluevan palabras y que éstas detengan las agujas del reloj. Como hacíamos antes, a la vera del fuego o haciendo un corro en la puerta de casa, nos contaremos historias mientras Venus se hace visible y enciende la noche.

El faro

Etiquetes de comentaris: ,

Blanco y redondo, con una franja roja, señalando el punto preciso donde acaba la tierra, el faro luce erguido y estoico como la columna de un templo. Es el signo y símbolo de una espera, que permite aplaudir la imaginación y recuperar emociones perdidas entre los recuerdos de la infancia. Las aguas y la tierra que lo abrazan, mueven el mundo de la fantasía en un encantador ejercicio creativo en que hierve la actividad. Lo habita  Mònica, una guardiana a quien le gusta mucho cocinar y leer. En los alrededores vuelan y sueñan, ayudados por las palabras, aquellos que han llegado orientados por la luz que emana de la linterna. En dicha luminaria, se fusionan dos universos que parecían destinados a no tocarse nunca: realidad y fantasía. Ambos se trenzan consiguiendo que se cuele lo cotidiano en lo imaginario y viceversa. El talento, la constancia y el trabajo diario, encienden la chispa soñadora de historias que tienen un mensaje entre líneas y vibran por sí solas. Leerlas es entrar en un mundo mágico de alegorías y leyendas donde se puede jugar a ser libres y convertir un sin fin de personajes desconocidos y extraordinarios, en la puerta que abre el día a día. Me rendí al fuego mágico que emana de su único ojo y me deslicé por la puerta entreabierta, sin escrúpulos a ser o no recibida. La guardiana me salió al encuentro y me recibió haciéndome sentir que estaba allí, para mostrar la belleza del lugar a quien llegaba. Encendió la linterna mostrándome el hechizo del aposento, que estalló en una gran fiesta.

La fiesta



El mundo de los sueños preparaba una fiesta. Ainé, la diosa del amor, había sido la mejor al ejercer su poder. Tuvo que luchar mucho contra el odio, el chasco, la desesperanza y el miedo. Todos querían conseguir su hito, pero el triunfo había sido del sentimiento que ilusiona y da vida.
Todos se preparaban para la cena y el baile de aquella noche. Se materializarían cuando los humanos durmieran. Zeus, el rey de los dioses, llamó a las fuerzas de la naturaleza. Tenían que llenar el cielo de estrellas que iluminasen la oscuridad de la nada. Iris, la mensajera, esparciría el característico olor de rosas.
La lista de invitados era muy larga. El mundo de los sueños alcanzaba desde el principio de los días hasta la eternidad. La había elaborado cuidadosamente Atenea, que dominaba las artes y los oficios.
Al llegar la hora, todos acudieron a felicitar la Ainé con un regalo. Orfeón, el dios de la música, le regaló un arpa para que consiguiera el sonido con que baila el corazón de los enamorados. Poseidón, el dios de los mares, le ofreció las olas para que se pudiera mecer mientras trabajaba. Mercurio, el mensajero, unas alas que la ayudarían a salvar las distancias a través del aire. Así no llegaría tarde a su trabajo. Los regalos, maravillosos, la hicieron feliz.
De repente, en medio del apogeo, apareció un ser desconocido. Todo resplandecía por donde pasaba. Llevaba un cesto en las manos, adornado con rosas de color rosa. Se dirigió a la homenajeada y le dijo: “Soy Moiras la diosa del ciclo vital de los humanos. Hilo el hilo de su vida haciendo pequeños ovillos. Este presente, te permitirá construir un camino placentero en el que acompañarás a todo el que nazca de mí”.
Ainé cogió el cesto con curiosidad y, agradeciéndoselo, miró qué contenía. Todos la rodearon. La diosa fue sacando piezas de fruta. Cortes de sandía Y de melón y gajos de naranja y mandarina, evocaban una de las maravillas de los humanos: la sonrisa. Al sacarlos se empezó a formar un largo camino que invitó a la diosa del amor a recorrerlo. Desde aquel instante, el amor es un sentimiento arraigado en los humanos que los hace darse cuenta que están vivos y los hace sonreír ampliamente.
9 comentaris:

Que bonito Pilar, me ha gustado mucho la fiesta.
Besos


Hola Esrimada Pilar!!!
Hoy viernes ya puedes pasar a buscar el premio regalo de los 500 seguidores de Estoy a tu lado.
Con ternura
Sor.Cecilia


Pues yo me quedo con el faro. Seguramente porqué me ha remitido por los canales de la memoria hasta un pequeño faro de Menorca al que iba a menudo para ver las estrellas de noche, con el ruido del mar de fondo.


mmmm ¡qué hermoso trenzado de realidad y fantasía!

¡ah el poder de la palabra!
tu palabra lo consigue, Pilar

Besos!


Mari-Pi. Me alegro que te haya gustado.

Monja de Clausura. Muchas gracias, sor cecília! Felicidades por la cantidad de seguidores que tiene. eso dice mucho a su favor.

lluís Bosch. Los faros nos atraen siempre. Especialment de noche. Éste está en el Delta del Ebro y los ruídos de su entorno lo entonan cantidad de aves que se reúnen al atardecer en las aguas de la desembocadura, creando una imagen espectacular.

Almena. Escribir éste cuento me sirvió de mucho.
Gracias!


Lindos cuentos Pilar, me gustaría pasar una noche en un faro. Parece romantico..Petons!


Tatuagem. Gracias. A mi me gusta todo lo que luce.
Petons, maca!


Pilar, qué fiesta tan maravillosa la que has creado... los invitados, los regalos, la homenajeada... de verdad que haces un buen trabajo labrando estas letras...


Bastetselene. Agradezco que acudas a regarlas. No hay duda que seguirán creciendo.


Publicar un comentario

Dime, te escucho...

About Me

Mi foto
Probablement necessitaria una vareta màgica amb la qual destriar la línia, massa fina, entre la realitat i la ficció de pensaments, idees i sentiments. S'han anat desdibuixant a mesura que anava vivint.

De teulades en amunt

Calidoscopi

Calidoscopi
Libro de poemas e imágenes, del cual soy coautora.

Cuentos publicados en Lulu

Corro

Babel

Con la tecnología de Blogger.

Entradas

Lectores

Terra i Lluna